¡Hola a todos!

Publicado en Marzo 24th, 2009 por admin.
Categorias: General.

Arte, mujer

Desde siempre a las mujeres se las había excluido injustamente del arte y por esa razón nunca podríamos llegar a oír su música, leer sus libros o recrearnos con sus esculturas, pinturas o sus obras arquitectónicas. Esto ha cambiado un poco, por suerte, pero debe seguir este camino de ascensión.

Pasemos revista: las obras más “universales” y celebradas del arte de occidente (el único considerado “arte” por ese occidente que escribió la historia), son representaciones femeninas. El “Busto de la Reina Nefertiti” del Museo de Berlín; la “Venus de Milo” del Louvre; por supuesto “La Gioconda”; las dos Majas de Goya y hasta las Meninas de “Las Meninas”, son mujeres. Podríamos decir también que la primer representación artística de la que se tenga cuenta debe haber sido la talla de una figura femenina, a juzgar por el legado de las “Venus” del Paleolítico Superior, allá en la Prehistoria y en el frío Franco Cantábrico. Sí una mujer fue el primer objeto del arte, y se la representará con senos enormes y el vientre abultado de la fertilidad, sin rostro y sin extremidades, sólo apta para dar a luz y traer miembros a la tribu ¿ Y cómo no adorarla si sangraba y paría al cabo de nueve lunas, que tal vez no se llamarían lunas? Y hubo diosas de uno y otro signo, plasmadas en la piedra, la arcilla o el papiro.

0 comments.

Deje su comentario

Los comentarios pueden contener xhtml algunos. Nombres y emails son requeridos (no se muestran mensajes de correo electrónico), url's son opcionales.